jueves, 14 de junio de 2012

El 19 de Agosto, la Virgen del Rocío "caminará" hasta Almonte

Ya se ha presentado el cartel anunciador del traslado de la Virgen del Rocío a la ciudad sobre la que ejerce su patronazgo.



Este año se cumplen siete desde la última vez que la Virgen fue llevada hasta Almonte.



Es curioso como los almonteños han convertido en tradición no exenta de polémica, lo que en principio era in acto de fe, una acción rotativa para recibir el amparo divino de quién es su más amada Madre.

Sin bucear demasiado en la historia, podemos encontrar documentación sobre los traslados que el pueblo de Almonte ha llevado a cabo para tener a la Señora más cerca. La mayoría de las veces por cuestiones sólo relativas a la fe.

Desde 1.607 están documentados los traslados de la Virgen del Rocío, si bien se cree que antes de esa fecha ya se acudía con la imagen de la Virgen para solicitar indulgencia ante una epidemia o periodo de sequía. Entonces, la Virgen podía permanecer hasta veinte años
sin ser trasladada, y otras veces eran varias veces en el mismo año, hasta tres veces en el mismo año, según está documentado.

En 1.949, el pueblo de Almonte otorga periodicidad a estos traslados, estableciéndolos cada siete años. A fin de cuentas, la Virgen es patrona de los almonteños, y ellos parecen entender que eso les infiere la potestad de hacer con Ella lo que mejor les convenga.

Este año es paradigmático de esto que digo, porque S.S. Benedicto XVI, ha concedido para el Rocío la gracia de tener un Año Jubilar Mariano. Es una ocasión para celebrar por todos los católicos en general, pues tenemos la oportunidad de conseguir indulgencia plenaria por orar ante la Virgen del Rocío.

Según un estudio independiente, la afluencia ee peregrinos durante este año puede duplicar la afluencia normal, pasando de 4 millones o aproximadamente 8. Curiosamente, esos visitantes acudirán a ver a la Virgen, allí donde se encuentre, que, curiosamente, no será en la aldea, sino en Almonte.

Hay que decir que la concesión es respuesta a una solicitud elevada por la Hermandad Matriz en el año 2.011, solocitando la gracia para este año, que se cumplen 200 de los actos y cultos del Rocío Chico, en los que se renueva la promesa del pueblo de Almonte para con su Madre. Con esto, la hermandad matriz habrá conseguido más por el pueblo y por aliviar la crisis, que cualquier político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario