jueves, 24 de febrero de 2011

Con el orgullo intacto

Oporto 0 – Sevilla FC 1
Miercoles, 23 de Febrero de 2.011
Vuelta de 1/16 de Final de UEFA Europa League

Todo lo que se escriba o diga después de haber sido eliminados en la primera ronda de eliminatorias de la UEFA Europa League, no suena más que a una excusa. Nada de lo que se diga servirá para apagar la bronca que se tiene por dentro después de lo de ayer.

La verdad es que volvimos a ser grandes, pusimos contra las cuerdas a un gran equipo, que aún no había perdido en esta competición y que se ha mostrado intratable en su estadio. Nosotros fuimos capaces de ganarle, pero no por un resultado que nos permitiese seguir en la competición que nos ha dado la gloria.

Pudo el Sevilla llevarse el partido y la eliminatoria por ocasiones y juego, con un Negredo que supo desarrollar el juego que no le dejaron hacer a Rakitic los portugueses. Por las bandas, tanto Navas como Perotti desbordaron una y otra vez a sus marcadores, y entre los dos hicieron la jugada que, en las postrimerías del partido, tenía que haber supuesto el 0-2, pero a Navas le sobró fuerza y a Perotti le faltaron centímetros.

El Oporto planteó un partido incomodo para nuestros intereses, querían contener en medio centro y lanzar ataques rápidos con Hulk o Falcao como protagonistas, pero la rapidez en el corte de Alexis o Navarro, a los que les costó una tarjeta a cada uno, lo impedían una y otra vez. En esta primera parte ganó el sentido táctico de uno y otro equipo, desarrollándose más juego que oportunidades, gracias a las defensas, en nuestro lado hay que volver a destacar a un gran Fazio. Si bien nuestro juego en medio campo dejó detalles preocupantes. No es lo mismo jugar con Medel que con Zokora. El chileno destapa las carencias del marfileño sobre todo en conducción y sentido del juego.


Con la entrada de Medel por Zokora en la segunda parte, el equipo se torno más fiable en ataque sin perder consistencia defensiva, pero si se quería pasar la eliminatoria, había que arriesgar más aún. Manzano da entrada a Luis Fabiano y retira del campo a un defensa, que bien podía haber sido Alexis, que tenía una tarjeta amarilla y ya le habían perdonado la segunda, pero no, retiró del campo a Sergio Sánchez, que si no es por recomendación médica, creo que ha conseguido un puesto de titular en este equipo.

Poco después de entrar, Luis Fabiano marca el 0-1 tras una asistencia de Negredo. Poco después, el defensa portugués Pereira era expulsado por una durísima entrada sobre Medel. Las cosas se ponían de cara, pero minutos después Alexis puso de manifiesto que debió ser él el sustituido, ganándose la segunda amarilla y anulando la superioridad numérica del Sevilla. El partido entró en una batalla que bien hubiese podido acabar en media docena de goles para unos y para otros, pero Javi Varas se encargó de que, uno de los mejores delanteros de Europa, Hulk, no consiguiera perforar su portería.

No conseguimos el pase, pero nos han demostrado que tenemos plantilla para que los 14 partidos que quedan puedan traernos una nueva clasificación europea para el año próximo. Ahora, que ya no hay otra competición y quedan dos meses de competición, es hora de crear un equipo titular y darle galones para que sean ellos los que consigan ese objetivo.
Ya no podemos hacer más pruebas ni cambios de sistema, hemos encontrado nuestro sistema y recuperado a jugadores para llevarlo a cabo, hagámoslo, empezando por el Atlético de Madrid.

Como cada aficionado lleva un entrenador dentro, mi equipo titular sería Varas; Cáceres, S. Sánchez, Fazio, Navarro; Navas, Medel, Rakitic, Perotti; Kanoute, Negredo.

lunes, 21 de febrero de 2011

Triunfo con olor a esperanza

Sevilla FC 1 – Hércules 0
Domingo, 20 de febrero de 2011
Jornada 24 de Liga


Por fin conseguimos que el trabajo sobre el campo fuera recompensado al final del partido. Tres puntos que hoy significan volver a estar en puestos europeos, a sólo tres puntos del sexto, el hasta hace poco inalcanzable Español y a cuatro del quinto.

Ofrecimos ayer una buena imagen, tal como viene siendo estos últimos partidos. El centro del campo, cuando lo manejan Medel y Rakitic, sube muchos enteros. El chileno se basta el solito para controlar el partido, para ponerle ritmo o pausa, y los compañeros lo saben, y el croata, es capaz de conseguir que las dos bandas a la vez, estén asomadas al balcón del área, esperando un pase de su compañero. Porque en eso es en lo que yo creo que ha ganado el juego del Sevilla, en imprevisibilidad. El contrario ya no puede bascular entero a una banda para cortar el ataque sevillista. Ahora el balón vuelve al centro desde una banda, para caer como un cuchillo por la otra, sin pausa, en pocos toques, sin conducción.


Durante la primera parte, disfrutamos con un juego fluido y con ocasiones, ¿Qué hubiese pasado en la grada de Nervión si Negredo hubiese marcado el lanzamiento que acaba en el larguero? Prueba de ello, el gol, jugada de perfecta ejecución, saque en largo de Javi Varas que caza y prolonga Luis Fabiano para que Negredo, de un pase de pecho, deja botando en la frontal del área para la llegada de Rakitic, que marca su primer gol como sevillista.



Durante la primera parte, el Hércules no consiguió zafarse del dominio que impuso el centro del campo sevillista. Con la defensa adelantada y de nuevo un gran Fazio en el corte, conseguimos hacer caer en el fuera de juego, hasta 6 veces en media hora al equipo de Esteban Vigo.

La segunda parte fue diferente, bien por el cansancio de nuestra media, sobre todo en el caso de Rakitic, bien por las ganas de conservar el resultado, lo cierto es que el Hércules llegó, bien asistido desde el banquillo, consiguió con los cambios darle la vuelta al partido, y llegar con peligro a las inmediaciones de Javi Varas, que tuvo que emplearse a fondo en un par de ocasiones. Si bien el Sevilla seguía llegando, pero con otras armas, la del contragolpe rápido, que a punto estuvo de darnos más ventaja.

Buen partido de todo el equipo, aunque a destacar la actitud de Álvaro Negredo, luchador y comprometido. Lástima que como goleador, sea capaz de lo más inverosímil y desperdicie ocasiones claras. Sigo sin entender algunas cosas de nuestro entrenador. La no convocatoria de Sergio Sánchez, la tardanza en los cambios, y el ostracismo con la cantera. Si bien creo que como psicólogo está consiguiendo recuperar jugadores como Fazio o Fernando Navarro, otro buen partido del catalán, como entrenador esta dejando detalles que no están siendo del todo acertados. El ejemplo en el contrario, Esteban Vigo consigue con los cambios que el Sevilla tenga que fijarse más en la defensa, y Manzano no es hasta el minuto 80 cuando retira a un cansado Rakitic, para meter a Zokora, buscando el control del tempo del partido, bien hubiese podido llegar antes y evitar minutos de acoso.

Hay que pensar en el miércoles, a las 18:00 en Oporto. Se antoja un partido imposible, pero el fútbol no entiende de posibles e imposibles, por ejemplo, el Hércules, que el único partido ganado como visitante, fue en el Camp Nou. Habrá que luchar como nunca, pero yo confío en este Sevilla, ya vimos en la ida como se le puede ganar, ahora hay que acertar.


viernes, 18 de febrero de 2011

El mejor Sevilla de la temporada cae derrotado por su falta de acierto.

Sevilla FC 1 – Oporto 2
17 de febrero de 2.011
Partido de ida 1/16 de final Uefa Europa League


Nos vemos obligados a buscar la remontada en Oporto, que, visto lo visto, no es imposible. Hace mucho tiempo que todo lo que se dice de este equipo es que necesitaba encontrar su juego, su estilo. Hace tiempo que venimos demandando la recuperación de las bandas, el control del centro del campo y cortar la sangría defensiva que nos cuesta encajar goles, la mayoría de ellos evitables. De lo que no nos podíamos quejar era del acierto de nuestros delanteros, los números los avalan 64 goles en 38 partidos (30/23 liga, 10/7 UEFA y 24/8 copa del rey).

Nuestro Sevilla ayer dio nuevamente muestras de recuperar muchos de las armas que no han venido funcionando este tiempo atrás. Vimos el mejor partido de Jesús Navas desde que se recuperó de la lesión, igual que Diego Perotti. Vimos el acierto de la dirección deportiva en las incorporaciones del mercado invernal, partidazo de Medel en el control del centro del campo y de Rakitic, ofreciendo movimientos rápidos a sus compañeros, base del fútbol moderno. Eso unido a la recuperación de Sergio Sánchez y Fazio, que se complementaron y fueron un secante para la delantera del Oporto.



Pero seguimos adoleciendo de tener excesiva fragilidad defensiva, anoche, dos errores defensivos nos costaron dos goles, uno en la marca de una falta lateral en la que nuestra defensa, en este caso no nuestros defensas, no consiguen parar la entrada de Otamendi y Rolando, y este último bate a Palop sin problemas 0-1, y el otro un desajuste entre defensa y portero, deja el balón muerto para que nos encajen el segundo 1-2. Antes, Kanoute había puesto en la red de un cabezazo certero, un balón perfectamente puesto por Rakitic.

Pero el Sevilla pierde el partido de ayer por la falta de acierto. Llegó a Sevilla el Oporto, con la vitola de ser líder destacado de la liga lusa, sin conocer la derrota ni en liga ni en Europa League, pero no demostró nada de eso sobre el césped de nuestro estadio. De no ser por los regalos de nuestra zaga, seguramente la de ayer, hubiese sido la primera derrota del año. O si nuestra delantera hubiese acertado con alguna de las numerosas ocasiones en las que se pusieron de gol. Podíamos haber concedido los dos goles, pero debimos haber marcado, al menos tres.

Capítulo a parte merece nuestro entrenador. Si bien hay que reconocerle su trabajo a la hora de recuperar efectivos, como ha hecho con Romaric, o Zokora, como está tratando de hacer con Fazio, como ha hecho aguantando la presión manteniendo las bandas hasta que le han dado la razón. También hay que achacarle la falta de clarividencia durante los partidos. Un partido atascado se puede resolver por un cambio de sistema, como hizo en Santander, a mitad de partido, o contra el Villarreal en copa, pero hay partidos en los que, o bien el propio partido, o bien el equipo, necesita un revulsivo que se debe dar desde el banquillo.

El caso es que cuando no es por una cosa es por otra, pero el resultado empieza a ser una constante. Prefiero un Sevilla que gane por 1-0 de forma rácana. Pero, sinceramente, también me gusta ver un equipo que juega como lo hicimos ayer, o en la segunda parte contra el Racing. Supongo que porque me gusta creer que el buen juego traerá resultados, cosa que, apostar siempre a la heroica, puede hacer que la tostada caiga para un lado o para otro, y la condenada ley de Murphy dice que siempre cae del lado de la mantequilla.

Ahora habrá que ir a Oporto a por el partido, sin complejos, ya sabemos que se le puede ganar, si bien va a ser harto difícil, pero antes hay que levantar la moral de estos dos partidos, para eso es propicio el Hércules, nuestro rival el domingo a las 19:00.

martes, 15 de febrero de 2011

Hoy es mi cumpleaños

34. No me gustaría escribir un libro sobre mi vida. Al menos no todavía.

Lo mejor que da la vida no se puede contar, así que es inútil gastar líneas para acabar frustrado con el texto que resulta.

Gracias.

Es lo único que sí se puede decir. Sólo gracias. Resumen de toda una vida.

A mis padres,
A mi mujer,
A mi hijo,
A mis amigos,

Ahora, cuando los años caen encima, se hace más necesario saber de donde vienes.

Si se me permitiera volver atrás, y revivir toda mi vida, sólo cambiaría haber tenido más paciencia para acabar los estudios de Derecho, aunque nunca es tarde.

Os deseo lo mejor para todos vosotros.

Gracias

domingo, 13 de febrero de 2011

Un mal comienzo lleva al Sevilla a su décima derrota en liga

Racing de Santander 3 – Sevilla FC 2
12 de febrero de 2011
23º jornada de liga

Salió ayer el Sevilla trasquilado en un encuentro en el que volvió a tener que recurrir a la heroica para salvar los puntos. Y a punto estuvo de conseguirlo, pero un fallo monumental de Palop condenó al Sevilla en el minuto 92.

Surrealista. Sólo así cabe calificar los primeros veinte minutos de partido. Parecía un partido de esos en los que el Sevilla, merced a su mayor pegada, iba a sacar adelante con más o menos sufrimiento. Un once inicial en el que Fazio y Medel ocupaban el mismo terreno y con Rakitic en el enganche para surtir balones a un solitario Negredo, no parecía el más correcto, de hecho sacrificábamos la llegada al área rival para favorecer la destrucción del juego del Racing. Pronto, en el minuto 12 y después de una más que probable falta a Andrés Palop, Christian marcaba el primero para el equipo del sardinero. El portero sevillista era protagonista de ese primer gol, ya que permite al atacante racinguista ganarle la posición que debe ser del portero, y no despeja contundentemente esperando que el árbitro pitara falta, pero no lo hizo y el primero subió al marcador para el Racing. Poco después, un penalti bien buscado por Jesús Navas, es lanzado por Negredo y detenido por Toño. Para colmo de despropósitos, un lanzamiento de Munitis es desviado por Rakitic para colarse en la portería Sevillista. Era el minuto 21 y el Racing sólo había llegado una vez al area sevillista y ya iba ganado 2 a 0, y el Sevilla había fallado un penalti.

Desde ese momento el Sevilla se hizo dueño y señor del partido, más aún con la justa expulsión por roja directa de Christian por dura entrada a Dabo. Manzano reconpuso a su equipo con un cambio de sistema, dando salida a Alexis por Luis Fabiano, lo que retrasaba a Fazio al eje de la defensa y dejaba en la contención a Medel. Acortamos distancias gracias a un gran cabezazo de Fazio al saque de una falta lateral bien botada por Rakitic. 2-1 y al vestuario.


Arrancó la segunda parte con un Sevilla arrollador, entradas por banda de Navas y Perotti, juego entre líneas de Medel y Rakitic y llegadas al área de Luis Fabiano y Negredo. En el 51 Dabo se retira lesionado por la entrada que costó la roja a Christian, y Manzano vuelve a cambiar de sistema, dando entrada a Diego Capel y trasladando a Perotti a la media punta. Es entonces cuando se ven sin duda, los mejores momentos de fútbol del Sevilla. Es un hecho la recuperación de Navas y Perotti, Capel es muy voluntarioso, pero no busca profundidad por banda, le van mejor lo balones a la espalda del contrario, en cuanto el rival le cierra la banda y le obliga a buscar el centro, se pierde. Pudimos ver en plenitud al nuevo fichaje, Medel, que no concedió un solo balón al contrario en todo el partido, además de estar pronto en la ayuda y el corte. Rakitic tiene mucho mejor trato de balón cuando baja a por él, y se apoya de primeras en los delanteros, así busco varias paredes tanto con Luis Fabiano como con Negredo.

En fin, un partido en el que creo que no nos benefició la expulsión, ya que el Racing se atrincheró en su campo a defender el resultado, imposibilitando cualquier jugada coordinada del Sevilla, que no obstante se puso de gol en muchas ocasiones y pudo haber marcado en más de una ocasión antes del penalti que Kennedy hace sobre Capel, en esta ocasión como la anterior, buscado por el atacante sevillista. Marcó Luis Fabiano y puso la igualada, 2-2.

Todo parecía sentenciado, cuando ocurrió la jugada desgraciada de Palop, salida como libre, como ya había hecho durante la segunda parte en más de una ocasión, pero esta vez mide mal la distancia y el delantero cantabro se adelanta por mucho al cancerbero sevillista. 3-2.

Duro golpe anímico para la plantilla que se ha vaciado nuevamente para no conseguir nada. El objetivo de la Champions está cada vez más difícil, si bien la tónica de mejora de este equipo hace pensar que tendremos un final de liga luchando hasta el último partido.

Ahora toda el partido ante el Oporto, sin saber bien que clase de equipo saldrá titular y con cual acabará. Esperemos al equipo de las grandes citas.

domingo, 6 de febrero de 2011

Un punto que sabe a poco, pero que nos deja en puesto UEFA

Sevilla FC 0 – Málaga CF 0
Domingo, 6 de febrero de 2011
22º Jornada de liga


No hay análisis de este partido que no pase por exponer el mal momento de forma por el que pasan los jugadores de banda del Sevilla. Jesús Navas, que reapareció como un ciclón, se ha desvanecido, y no sabemos para cuanto tiempo es esta “lesión”.



Pese a ello, seguimos manteniendo el manido 4-4-2, hoy con otra variante, esta vez uno de los puntas era Rakitic, acompañando a Luis Fabiano. Con ello, y con la salida de inicio de Fazio, por un sancionado Escudé, el equipo nota que el centro del campo lo domina con claridad y que la defensa ha dejado de ser el lastre que soportábamos jornadas atrás. Es increíble e rendimiento de Sergio Sánchez. Un año sin jugar y vuelve para hacerse con un hueco de titular en este equipo, que ha fichado tres defensas este verano. Bien sea de central o, como hoy, de lateral, demuestra que es de lo mejor que tiene este equipo, al nivel de los mejores, y entre los once mejores sin duda.

Pero el rival era el Málaga, que viene demostrado por todos los campos de España, porque es el colista de la categoría. Sin creación, puedes tener delanteros rápidos que no les llegarán balones, y, o se lo inventan ellos, o no pueden aspirar más que al 0-0. Pues hoy les ha salido, sólo por el desatino de los delanteros sevillistas. Hasta en cuatro ocasiones nos pusimos de gol, las más claras de Alexis y Kanoute, amen de errores arbitrales como el penalty por manos de Maresca. Dejamos la puerta a cero, gracias nuevamente a Palop, que en el 93 detuvo providencialmente un cabezazo de Wellington.

La primera parte fue para borrarla de cualquier resumen, no se podía jugar por las continuas interrupciones en falta o por despejes en largo, sin pasar por el medio. La segunda nos deja mucha mejor lectura, sobre todo en la banda de Perotti, o mejor, en su juego. El argentino se soltó la melena y fue a buscarla por todo el campo, se dobló con Navas y buscó a su par, pero también perdió balones con un pase fácil al compañero. Ya se sabe que el mejor estado de forma se coge sobre el terreno, no hay nadie que se pongo como un toro estando en el banquillo. Esa es la explicación que le encuentro a lo de Navas, un jugador como él va a explotar cualquier jornada, y mejor será tenerlo en el campo cuando esto ocurra.

Teníamos que ganar y no lo hicimos, pero estamos 7º, en plaza UEFA y, creo, recuperando lo que llevamos toda la liga pidiendo, el control de los partidos. Hasta ahora cualquier contrario creaba la sensación de que te iban a marcar seguro, y esperábamos marcar nosotros un gol más que el contrario. Ahora ya no es así, para marcarle a este equipo hay que tener muchos recursos, y eso precisamente, recursos, es lo que tiene este Sevilla, aunque no se les esté sacando todo el partido posible. 

jueves, 3 de febrero de 2011

Se cumplió el guión.

Real Madrid 2 – Sevilla 0
2 de febrero de 2.011
Partido de Vuelta de Semifinales de Copa del Rey


No se puede hablar de que el Sevilla perdió el partido de ayer por el árbitro, aunque seguramente tuvo más protagonismo del deseado, sin embargo, la eliminatoria si quedó resuelta desde antes de empezar a jugarla. En honor a la verdad, se podría escribir un folio, o dos, de errores arbitrales en contra del Sevilla entre los dos partidos, y sólo unas líneas sobre los que resultaron a favor, empezando por dos goles mal anulados, pasando por tarjetas que, o se muestran sin ser (siempre para los nuestros) o se quedan sin enseñar. El partido de ayer trajo un nuevo error que no se había producido en el anterior, penalty claro de Carvalho a Kanoute. Seguramente ayer el partido hubiese cambiado si se da por válido el gol de Negredo, pero eso es mucho pedir.

Me gusto nuestro Sevilla, buen planteamiento inicial que consiguió poblar el medio centro de forma que el Madrid no pudiera mover el balón a través de su cerebro, Xavi Alonso. Entre eso y la defensa bajo el mando de un inconmensurable Sergio Sánchez, que dejaba una y otra vez a los delanteros madridistas en fuera de juego, el partido estaba más o menos plácido en zona de cobertura. Eso y que este Madrid, a estas alturas de temporada, asusta menos que hace dos meses. Sin embargo, el balón no llegaba con claridad a los delanteros sevillistas que, no obstante, tuvieron sus opciones en la primera mitad, sobre todo una de Rakitic, que devuelve a Negredo dentro del área cuando la mejor opción parecía el disparo, y el renombrado gol mal anulado del vallecano.

Mal partido de Jesús Navas, no se que será lo que le pasa al palaciego, pero se le vio fuera del partido, recibió balones, pero no encaró, no le gusta el marcaje al que lo somete Arbeloa, se vio aquí, y se ha vuelto a ver allí. Lo de Rakitic tiene buena pinta, me gustaría verlo en la posición de Kanoute, con más presencia arriba, aunque precisamente el partido de ayer no era el idóneo.

El partido llegó al minuto 70 y, si queríamos pasar, había que hacer algo, y entonces es cuando perdimos el partido. En dos cambios, se fueron Rakitic y Romaric, por Luis Fabiano y Perotti, despoblamos el centro para intentar tener más llegada. Error de estratega que aprovecho el Madrid para llevar más peligro en diez minutos, de lo que lo había hecho en los 160 anteriores, fruto de ello, el gol de Özil en el 82. Es curioso que, en los dos partidos que hemos jugado en el Bernabeu este año, el gol del Madrid haya llegado en el mismo minuto. De ahí al final, el Sevilla baja los brazos, se produce la expulsión de Sergio Sánchez por doble amarilla, y el gol en el descuento de Adebayor.

No ha sido una guerra justa, y eso es evidente. Me hubiese gustado ver los dos partidos en paridad de condiciones, pero eso, jugando contra el Madrid, es utópico. Hemos llegado a semifinales de Copa del Rey, con ello el objetivo de pelear en la copa está cumplido, ahora queda Liga y Uefa y tenemos razones para ser optimista. Pero ahora, lo realmente importante es el partido del domingo.